VIÑEDOS Y VENDIMIA:

De las mejores parcelas de Aranda de Duero, Hoyales de Roa y Fuentenebro con superficie pedregosa y subsuelo calizo profundo.

El perfil del suelo nos permite producir uvas con un gran nivel de complejidad, pero con una gran acidez que nos ayuda  a mantener la frescura en el vino.

La cosecha 2016 ha tenido como principal circunstancia climatológica la irregularidad en las lluvias con abundantes precipitaciones en invierno y primavera y total ausencia de las mismas durante el periodo de crecimiento y maduración de la uva.

La brotación se ha producido dentro de las fechas habituales, sin tener que reseñar daños significativos por heladas.

Debido al gran desarrollo radicular de nuestras viñas, estas han podido mantener la frescura necesaria para su crecimiento a lo largo de uno de los veranos mas secos y cálidos que se recuerdan.

La sanidad de las viñas este año ha sido excelente, permitiendo un manejo ecológico del cultivo, sin necesidad de hacer tratamientos químicos.

La vendimia comienza el 10 de Octubre, con plena madurez, favorecida por los contrastes térmicos que hasta 20ºC entre día y noche.

El rendimiento de este año ha sido habitual, 3700 kg/ha--> 26 Hl/Ha.

ELABORACIÓN:

Maceración prefermentativa de las uvas durante dos días en frió. Fermentación con levaduras propias en tinas abiertas con control de temperatura. Maceración posterior de 5 días, con fermentación maloláctica inmediata y trasiego.

Crianza durante 14 meses en barricas de roble francés(70%) y americano(30%).

NOTA DE CATA:

Color: Rojo cereza muy intenso, brillante.

Nariz: Aromas intensos de fruta negra ( Mora, ciruela, arándano) con tonos especiados y ligero tostado de la madera. Fondo de tinta china y notas de turba.

Boca: Volumen potente con persistencia. Frutal, taninos suaves bien integrados con una acidez fresca. Dulzor de la madera y recuerdos de carbón y tinta. Muy marcado por la mineralidad.