De una de nuestras parcelas más conocidas, la Finca de los Hornos, obtenemos las uvas de la variedad verdejo con las que elaboramos este vino singular. Lo que hace diferente a esta parcela es la especial naturaleza de su suelo, anormalmente ácido, lo que unido a la capa pedregosa superficial hace que la escasa producción de uvas tenga un perfil marcadamente diferente.

Para elaborar este vino enfriamos inmediatamente la uva y, tras una corta maceración, se procede a su prensado y decantación a baja temperatura. Fermentación en fudres de madera de 850 lts a baja temperatura con levaduras propias para revelar los aromas varietales del verdejo sin modificaciones externas. Una vez acabada la fermentación, el vino madura sobre sus lías durante 8 meses, siendo embotellado tras una ligera clarificación.