• Oro de Castilla cierra la vendimia con 780.060 kilos de uva recolectada

    Oro de Castilla termina la campaña de vendimia 2013 con 780.060 kilos de uva recolectada, de los que 602.590 corresponden a la variedad Verdejo, 90.521 a Sauvignon Blanc y los y 86.950 restantes a Tempranillo.

    La calidad es buena porque se han seleccionado las uvas en el campo y vendimiado cada parcela en su momento óptimo de madurez. En este momento algunos vinos, sobre todo de la variedad Sauvignon Blanc, ya están procesados. El resto están fermentado de una manera correcta, con una buena acidez y una nariz muy intensa.

  • Nueva exposición de José Andrés Coello en Oro de Castilla

    Este fin de semana, Oro de Castilla acogió la inauguración de la décima exposición del conocido artista y buen amigo de la familia José Andrés Coello. La muestra está compuesta por 30 monotipos originales, estampados en 2013, con los que se celebra esta década de colaboración entre la bodega y el creador.

    Todos los interesados en visitarla podrán hacerlo hasta el próximo 31 de diciembre en el lagar histórico de la bodega.

  • Pablo del Villar, presidente de nuestra bodega, asume la presidencia del Consejo Regulador de la D. O. Rueda

    Pablo del Villar Igea, presidente de la Bodega Hermanos del Villar, ha sido elegido para presidir también el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda en una votación celebrada este miércoles durante el Pleno de este órgano. La Vicepresidencia será ocupada por Vicente Orihuela Villameriel.

     

    Pablo del Villar, de 40 años, es Químico por la Universidad de Valladolid, natural de Rueda y pertenece a una familia de larga tradición vitivinícola de la D.O. de Rueda, por lo que conoce a fondo las características de la zona, el viñedo y las variedades. Desde el año 2000 está al frente de la Bodega Hermanos del Villar.

     

    La intención del presidente para esta nueva etapa es aprovechar la posición de liderazgo de Rueda conseguida a lo largo de los últimos años y sentar las bases para que, en un futuro cercano, tanto viticultores como bodegueros aumenten sus capacidades de comercialización y rentabilidad, siempre a través de una gestión orientada al mercado.